SANCIONES CAUSAN PÉRDIDAS A VENEZUELA POR 240.000 MILLONES DE DÓLARES. Werther Sandoval.

Werther Sandoval.

 07 de septiembre 2022.

Los análisis realizados por las dependencias y gerencias financieras de Pdvsa concluyen que las pérdidas ocasionadas por el Bloqueo y las sanciones impuestas por EEUU contra Venezuela cifran un promedio de 30 mil millones de dólares anuales desde 2014; año desde el cual más de 7 mil millones de dólares se mantienen bloqueados en 40 bancos internacionales.

Las acciones ilegales y unilaterales contra la nación venezolana arrojan de esta manera pérdidas acumuladas, al cierre del año 2021, por 240 mil millones de dólares, afectación causada por la política criminal de destrucción económica impulsada por EEUU, en connivencia con países aliados conjurados con sectores dentro del país devenidos en subalternos incondicionales de la política de usurpación y tutelaje de esa Nación imperial, revela el documento de la industria.

Apunta que las sanciones han producido el sufrimiento de la población, lo cual ha estado acompañada con el rapaz despojo de bienes de Pdvsa, cuyos daños materiales incluyen 30.000 millones de dólares en activos petroleros y los indicados 7.000 millones bloqueados y confiscados, entre cuyos destinos está la compra de medicinas y alimentos.

Las sanciones prohíben operaciones financieras como la emisión de Bonos de Pdvsa y ocasionan la visible pérdida de oportunidades para desarrollar operaciones productivas y financiar negocios en marcha.

Destaca que el Banco de Inglaterra se ha negado a devolver al país 1.200 millones de dólares en oro arguyendo la excusa de que no reconoce al Presidente Nicolás Maduro y que sigue las sanciones impuestas por los EEUU.

“El Banco de Inglaterra no es una institución independiente, pues actúa como un brazo ejecutor de las políticas de conquista del gobierno de los EEUU. Se trata de la misma política colonial del imperio británico de hace más de 200 años, con piratas, corsarios, filibusteros, bucaneros y mercenarios incluidos. Todas las acciones de boicot han estado acompañadas de una perversa campaña de desprestigio contra el país y de descredito contra los cuadros dirigentes del gobierno; mentiras repetidas innumerables veces hasta convertirlas en lugares comunes de un estado de cosas propiciadas desde la referida poderosa Nación”.

Las pérdidas para la nación ocasionadas por las sanciones equivalen a casi cinco veces el valor de los bienes y servicios producidos por el país en 2020.

Prohíben a Pdvsa pedir prestado, pagar proveedores, importar insumos y hasta asegurar buques petroleros

El Informe de la industria sobre los efectos del Bloqueo y las sanciones a Venezuela y, en especial, contra Pdvsa, expone que entre los conceptos implicados y derivados del ámbito de las medidas coercitivas y sancionatorias impuestas por el gobierno de los EEUU y sus subordinados, se encuentran las siguientes:

Concepto de Negocio en Marcha: Las sanciones impuestas limitan la posibilidad de suficiencia de recursos en bolívares y divisas demandadas en la ejecución de los planes operacionales, inversiones y mantenimiento de PDVSA, necesarias para su adecuada continuidad. La incapacidad de recuperar la producción hasta sus promedios históricos, produce adversos efectos y acelera el deterioro de los activos no corrientes y la obra en progreso.

Financiamiento: Las sanciones actúan directamente contra la estabilidad financiera de Pdvsa, al prohibir, entre otros, acceder a los mercados de capitales para el financiamiento y reestructuración de su deuda e impedir a los inversores aceptar nuevos instrumentos de deuda o canje de deuda. Esta medida dificulta las transacciones financieras de la Corporación, afectando su operatividad y obstaculiza la obtención de recursos en divisas que permitan apalancar importantes inversiones y asociaciones estratégicas.

Aseguramiento de Activos: Las sanciones dificultan la contratación de reaseguros a nivel internacional, lo cual impide a la Corporación proteger de manera adecuada los activos y otros bienes bajo su control y custodia; y garantizar la pronta restitución de sus activos siniestrados, aspecto directamente vinculante con la producción.

Importación de Insumos: La prohibición de importar diluyentes para el procesamiento de crudos extrapesados afecta la recuperación sostenida de la producción, la cual amerita respuesta permanente a la procura de insumos fundamentales en el tratamiento y manejo de crudos. Inclusive la prohibición de importar materiales, equipos e insumos en general, afecta la normalidad operativa de instalaciones.

Flujos de Efectivo Internos: Las sanciones prohíben los pagos de dividendos a cualquier entidad que sea propiedad o esté bajo el control del Gobierno de Venezuela (entre ellas Pdvsa). En este sentido, durante los años 2017, 2018, 2019 y 2020, PDV Holding, Inc., no repatrio dividendos a Pdvsa debido a las sanciones decretadas, lo que afectó sus flujos de efectivo.

Retraso en los Pagos de Cuentas a Proveedores y Contratistas: Las sanciones impuestas a Pdvsa y sus filiales han provocado un conjunto de trabas por parte de las entidades financieras internacionales sobre las órdenes de pago que emite Pdvsa y sus filiales a sus proveedores y contratistas, exigiendo una serie de recaudos adicionales para proceder a dichos pagos, causando demoras significativas en el pago de esos compromisos.

Configuración de Precios del Crudo Exportado: La configuración de los precios del crudo exportado incluye la determinación del factor “K” como uno de los elementos claves. Para el cálculo del factor “K”, se realiza un análisis que incluye varios elementos cualitativos, los cuales se relacionan, entre otros, con las condiciones actuales del mercado de crudos y de refinación, estacionalidad y aspectos geopolíticos y sociales, dentro de estos últimos aspectos, impactan las huelgas, conflictos bélicos y sociales, embargos y sanciones impuestas.

Calificación de la Deuda Financiera de Pdvsa: Las principales agencias internacionales calificadoras de riesgos han señalado que la deuda financiera de PDVSA implica situación de impago inminente o impago parcial, y se encuentra en niveles de especulación de alto riesgo, fundamentándose entre otros aspectos, en las sanciones restrictivas impuestas por el gobierno de los Estados Unidos, las cuales afectan la capacidad de Venezuela para reestructurar su deuda.

The Economist: «Sanciones contra Rusia no va tan bien»

Los expertos de The Economist creen que las sanciones occidentales antirrusas no resultaron ser tan efectivas como se esperaba, según el artículo, que examina el conflicto económico y evalúa la efectividad de las restricciones impuestas después del inicio de la operación militar de Rusia en Ucrania, cuyo éxito, según los autores, determinará «la capacidad de las democracias liberales para proyectar el poder en todo el mundo, incluso contra China».

Después de la crisis, el sistema financiero de Rusia se ha estabilizado y el país está encontrando nuevos proveedores para algunos tipos de importaciones, incluida China. Según las estimaciones actuales, el PIB de Rusia se contraerá un 6 % en 2022, lo que es mucho menos que la caída del 15 % que muchos esperaban en marzo.

El objetivo a corto plazo ha sido desencadenar una crisis de liquidez y balanza de pagos en Rusia que dificultaría la financiación de la operación militar en Ucrania. Y a largo plazo, debilitar la capacidad de producción y la sofisticación tecnológica de Rusia.

Los expertos apuestan que, en tres a cinco años, el aislamiento de los mercados occidentales conduciría al caos en Rusia. Para 2025, una quinta parte de los aviones civiles podrían ser retirados del servicio debido a la falta de piezas de repuesto. Los consumidores extrañarán las marcas occidentales, muchos se irán de la Federación de Rusia.

Los autores reconocen que el mundo ya no es unipolar, y que Occidente ha disminuido la utilización de la fuerza militar desde las guerras de Irak y Afganistán para mantener su estatus. Las sanciones parecían ofrecer una respuesta «al permitir a Occidente ejercer su poder». Pero, el embargo ruso llevó las sanciones a un nivel nuevo, buscando dañar la onceava economía más grande del mundo, una de las mayores exportadoras de energía, cereales y otras materias primas.

Mientras tanto, en Europa, la crisis energética podría desencadenar una recesión. Los precios del gas natural aumentaron otro 20 % esta semana, ya que Rusia redujo los suministros.

¿Por qué falla el plan occidental? The Economist destaca que existen ciertos costos de las sanciones. Se trata, en primer lugar, del lapso temporal. Se tardan años en bloquear el acceso a las tecnologías.

Otro punto clave es el hecho de que el embargo total o parcial no es respetado por más de 100 países con el 40 % del PIB mundial. La mayoría de los países no están dispuestos a imponer políticas occidentales.


*Wether Sandoval es periodista y profesor universitario. Colaborador de Ultimas Noticias.

Fuente: Ultimas Noticias 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s